La pareja controversial Kim Kardashian y Kanye West siempre han compartido su pasión por los partidos de basquetbol, y sin dudarlo, asistieron a la edición 69 del All-Star Game de la NBA, evento en el que pasaron por un momento bochornoso.

Durante el partido se hizo presente la Kiss Cam, que busca a las parejas para que se den un beso, la cual apuntó a la empresaria y al rapero, pero el resultado no fue el esperado para los asistentes ni para ella.

Cuando los esposos fueron captados por la cámara, Kim saludó y de inmediato volteó a besar a Kanye, quien no tuvo reacción y se quedó quieto.

Al final, el rapero se enfocó en sonreír para la cámara y la mayor de las Kardashian optó por besarle la mejilla.