La agrupación The Rolling Stones están amenzando al presidente Donald Trump con acciones legales por usar sus canciones en sus manifestaciones a pesar de las directivas de cese y desistimiento.

La banda de rock compartió, a través de un comunicado que su equipo legal está trabajando con la organización de derechos de música BMI para detener el uso de su material en la campaña de reelección del político estadounidense.

«El IMC ha notificado a la campaña de Trump en nombre de los Stones que el uso no autorizado de sus canciones constituirá una violación de su acuerdo de licencia», dice el comunicado. «Si Donald Trump ignora la exclusión y persiste, enfrentaría una demanda por romper el embargo y reproducir música que no ha sido autorizada».

Según la BMI, los artistas pueden optar por que su música no se reproduzca en eventos políticos y los Stones esde un principio se negaron a hacerlo.

La banda ya se había quejado en 2016 sobre el uso de «You Can’t Always Get What You Want» durante la campaña de elección de Donald Trump; dicha canción fue nuevamente usada en el cierre de su reciente manifestación en Tulsa, Oklahoma.

ABP