Dama Diana Rigg, actriz famosa desde los años sesenta por su papel protagonista en la serie Los vengadores (1961-1969) y por ser la esposa de James Bond en «007 al servicio de su majestad», ha muerto a los 82 años, según ha informado su agente. Había vuelto a destacar recientemente por su participación en Juego de tronos, donde interpretaba a Olenna Tyrrel.

“Ha fallecido en paz esta mañana. Estaba en su casa con su familia, que ha pedido privacidad en este momento difícil”, se lee en el comunicado.

Actriz de teatro forjada en la Royal Shakespeare Company, Rigg no tenía ni televisor en su casa cuando la llamaron para interpretar a un espía llamada Emma Peel en «Los Vengadores«. Sus colegas del teatro le alertaron que ese personaje, de chica de acción vestida con ropa ceñida, sería como prostituirse, el fin de su carrera. Ella no les hizo caso, aunque admitió que no entendía cuál era el atractivo de los guiones. La serie, que mezclaba, en tono camp, acción con comedia, y jugaba con la tensión sexual entre Peel y su supervisor, el superespía John Steed fue un éxito y Rigg se convirtió en una heroína pop y, de forma inesperada, un icono feminista. De hecho Peel fue ascendida de ayudante a compañera de Steed.

“Ninguno en ese rodaje imaginamos que Emma se convertiría en ese referente para tantas mujeres”, se maravillaba el año pasado, en una entrevista con EL PAÍS.

Redacción Sociales 3.0