SOCIALES TV | Tradiciones y pandemia: Danzas queretanas frente al COVID-19

267

Una vez más la fecha ha llegado y el espíritu de la danza cósmica y los ancestros ya resuena en las calles del Cerro de Sangremal, sin embargo este año las cosas serán distintas, tanto para los concheros como para la gente que año con año le da vida a esta entrañable tradición.

“Tenemos derecho a estar vivos pero ese derecho implica que se nos permita tener una personalidad y si no se nos permite tenerla da lo mismo seguir respirando”, compartió Damián Vizcaya, quien cumple su labor de acompañante  en la mesa del Jefe Miguel, representante de la Asociación “Ya Maxte”.

Por primera vez se llevará a cabo una celebración distinta en donde el público no está convocado, pero tampoco se dejarán de lado los rituales de velación y el desfile el cual no es un simple atractivo turístico si no una ofrenda a su Dios y los ancestros, en donde por primera ocasión sólo participarán los concheros.

En esta entrevista, advierten que aunque muchas personas creen que dicha festividad es simplemente una actividad cultural que hacen por mera diversión o fiesta, en realidad se trata de un danza inducida por el ritmo del tambor, la sonaja y los cascabeles que tiene un gran significado espiritual y ritual.

Ellos,” los danzantes”como les dice la gente, también tiene miedo e incertidumbre ante la reciente situación mundial, generada a causa de COVID-19, sin embargo hoy se encomiendan a la medicina sagrada de las benditas ánimas que los han acompañado durante cada ritual cósmico, está noche entré rezos, cantos y un corazón latiente entregan su corazón a gran padre dador de vida.

Con esta danza, ofrenda y rito, les pedirán que rompa las pesadas energías de la incertidumbre, miedo y duda, para llenar a su pueblo de paz, amor, luz y salud, y así con esta danza en ofrenda las plumas, los tambores y grito de jaguar, logren purificar a México.

Alejandro Sánchez y Zaira Montoya / Sociales 3.0