Querétaro, Qro., 12 de octubre de 2020.- A pesar de que la pandemia casi todo lo detuvo, no pudo parar los corazones que laten al ritmo de la música. Pasaron seis meses donde se cancelaron por completo conciertos, presentaciones en vivo, ensayos presenciales, a causa de la pandemia por COVID-19, cerraron antros y bares, lugares donde se presentan los músicos, afectando su economía, pero a pesar de esto la inspiración no se detuvo y han ido buscando nuevas formas de seguir cercanos a su público y salir adelante.

Carlos Zarate, mejor conocido en el medio como «Tate», integrante del grupo La Cozzecha, nos cuenta que esta temporada de aislamiento social ha sido un tanto desafiante y frustrante, pero también un momento de cambio y nuevos aprendizajes.

“El hecho de que no haya festivales, la verdad es que es muy frustrante, es muy frustrante tampoco no poder tocar en espacios públicos, y buscar nuevas maneras de llegar al público también es una forma de sacar toda esa energía, porque de sólo estar en casa de repente uno sí se desespera, y nos hemos puesto a ensayar cada uno en su casa, lo grabamos con el celular lo empatamos y les compartimos ese trabajo a distancia».

La Cozzecha es un grupo queretano de latin rap, integrado por Erik Aldana, César Delgado, Alán, Miguel Ángel y Carlos Zarate; jóvenes artistas que reflejan y proponen cambios positivos  por medio de su música e inspiración, sus rolas sin duda poemas que reflejan el grito de justicia social.

Su talento y la conexión que logran con el público en cualquier lugar donde se presenten, ha logrado que se encuentren entre los grupos favoritos de Querétaro, pero su talento también ha llegado a festivales de otros estados como el Festival de Jazz Mazunte, en la costa de Oaxaca, el  Festival Cervantino, que se realiza en Guanajuato, entre otros, los cuales han sido todos cancelados este año.

«Estábamos invitados este año al Festival de Jazz en Mazunte, también teníamos planes de ir al Cervantino, todo se canceló pero vamos a ver si la cosa se relaja un poquito y ojalá podamos celebrar allá el año nuevo, y llevamos todo el equipo para tocar por allá y ojalá salgan nuevos proyectos también”, compartió Tate, baterista de La Cozzecha.

Sin embargo, ambién dice que a pesar de que las cosas van retomando su camino al principio fue muy complicado.

«Fue una gran sacudida para todos, fue algo que nadie lo esperaba había muchas personas que no creían en eso, otras que tomaron medidas muy drásticas, esto paralizó todo por completo afectando pues también a este sector de la música, yo por ejemplo estuve trabajando de todo, de mesero, jardinero, de albañil, encontrando la  manera de sobrellevar la situación, afortunadamente las cosas han ido mejorando».

Por el momento no han planeado regresar a tocar en algún lugar en específico ya que aprovechando el momento, algunos integrantes del grupo han viajado para pasar tiempo con su familia en su lugar de origen, por lo que han continuado ensayando a distancia, de lo que ha resultado su más reciente trabajo, mismo que puedes encontrar en sus redes sociales.

Pero eso no es todo, ya que también se encuentran en la creación y ensayos de su nuevo proyecto, con el cual pretenden iniciar el 2021.

«Ahorita lo que tenemos en mente es ensayar para ir haciendo nuestro segundo disco, esperamos que podamos abrir el años con este disco, estaría bien como para la primavera, porque tenemos rolitas que todavía son embriones y tenemos que ensayar mucho, y pues ahorita por lo mismo del COVID, pues no podemos vernos tanto» compartió el poeta Zarate.

«El arte siempre va a encontrar la manera de manifestarse, es algo que nos apasiona y pase lo que pase no vamos a dejar de hacerlo”, Carlos Zarate, percusionista y compositor de La Cozzecha.

Chingón (desde casa)

En estos momentos todos debemos ser chingones y tener fortaleza. la cozzecha dede casa les envia la mejor de las vibras.

Posted by La Cozzecha on Wednesday, July 8, 2020

Zaira Montoya/Sociales 3.0