Querétaro, Qro., 21 marzo de 2021.- Hoy se celebra el renacer de la naturaleza, la vida, el color, el baile de las flores al compás del viento, la luz del sol que le da brillo al rostro y fuerza a la tierra para seguir cosechando frutos, semillas y esperanza.

Perséfone, hija de Deméter y Zeus, diosa de la agricultura, es raptada por Hades, el señor del inframundo. Luego de eso su madre Deméter, cae en una profunda depresión, abandona el cuidado de los cultivos y comienza a emprender la búsqueda de Perséfone, su amada hija. Zeus al ver que la humanidad moriría de hambre al ver que ya no había cosecha, tuvo que negociar la entrega de su hija para que todo volviera a la normalidad.

Entre el 19 y 21 de marzo se da un hermoso acontecimiento que nos regala la madre naturaleza, sin duda un evento astronómico que marca el cambio de estación de invierno para darle la bienvenida a la primavera en el hemisferio norte. Pero debes saber que hace muchos, muchos años, cuando aún no existía la escritura los solsticios y equinoccios eran parte fundamental para la organización de la vida productiva de las comunidades. 

Por su puesto que el tiempo más esperado en aquel entonces, era el equinoccio de primavera, ya que anunciaba la llegada de la abundancia, prosperidad y dicha para todos lo hogares, puesto que los árboles comenzaban a dar frutos, el ganado engordaba y el comercio florecía de manera ecuánime.

En la actualidad las personas hacen distintos rituales, incluso se podría decir que «tomó vuelo», ahora la gente viaja a grande monumentos, como pirámides o monolitos, observatorios astronómicos y lugares lejos de la ciudad, justo en medio de la naturaleza con la única finalidad de recargarse de energía, algo diferente al ritual que se hacía en la antigüedad.

Este 2021, podrías comenzar tu ritual de primavera agradeciendo la fortuna que tienes de poder seguir disfrutando del aroma de las flores y la fuerza del viento en la cara, claro que ha sido un tiempo complicado, pero siempre hay algo por dar gracias. También podrías comenzar a generar menos basura, reciclar, separar y dejar de comprar cosas que realmente no utilizas, plantar flores en tu casa, esas pequeñas acciones hacen grandes cambios, y todo en beneficio del planeta tierra, nuestra segunda casa.

Zaira Montoya /Sociales 3.0