Ninel Conde y Giovanni Medina enfrenta una batalla legal y mediática por la custodia de su hijo Emmanuel.

La cantante denunció a su ex pareja por violencia de género y no permitirle ver a su hijo de cinco años desde hace poco más de tres meses; sin embargo, la famosa declaró hace unas horas que un juez de lo familiar le prohibió acercarse al pequeño, quien continuará viviendo con su padre.

En entrevista para De Primera Mano, la actriz aseguró que «las amenazas» de su ex pareja se están cumpliendo, pues, según ella, él está detrás de la decisión de las autoridades.

«Las amenazas del padre de mi hijo, de que si yo me separaba de él me iba a quitar a Emmanuel y que iba a utilizar todas sus influencias políticas y contactos, se están cumpliendo, ya que un ministerio público determinó que yo tengo que estar alejada de mi hijo», reveló.

Asimismo, mencionó que no ha sido notificada por ningún juzgado familiar de la resolución final, pero que Giovanni Medina y otras personas le han informado de la decisión que tomó el juez.

«Lo que este señor Giovanni manifiesta y lo que me han informado es que sí existe ese documento de que un juez de lo familiar, desconocemos cuál porque como esto muchísimas inconsistencias y cosas hechas de manera arbitraria», señaló.

La cantante comentó que la decisión tomada por el juez va en contra de los derechos de su hijo de estar con su madre. Además pidió nuevamente que las autoridades hagan justicia.

«Esto es un acto terrible que va por encima de los derechos de mi hijo de poder tener a su mamá, de poder disfrutar de su madre (…) Es hacer un llamado a las autoridades a que se imparta de manera imparcial justicia (…) a todas las mujeres que están en los cargos públicos», agregó.

abp