Con las características de una salamandra, de cuerpo gelatinoso, ojos chiquitos, cuatro patas, larga cola y una boca que parece está sonriendo, el Axolote es uno de los animales más endémicos de México, y hoy te vamos a contar donde vive, que come, cual es su pasatiempo favorito y quizá revelemos el superpoder que esconde desde hace milenios, además de invitarte al «Primer Encuentro Nacional de Axolotes y Axoloteros», en el marco del Día Nacional del Axolote Mexicano.

¿Sabías que el axolote mexicano (pronunciado ajolote) es pariente cercano de la salamandra tigre? Además puede llegar a vivir hasta 15 años alimentándose de larvas de insectos, gusanos, moluscos, algunos peces pequeños y crustáceos; puede alcanzar una longitud de hasta 30 centímetros, sin embargo la media es de 15 cm. Entre sus colores más comunes encontramos albinos y blancos, sólo que esta variedad se da únicamente en ejemplares que han crecido en cautividad, ya que su color dentro de la vida natural es marrón o negro.

Sin embargo antes de nacer son transparentes, la hembra es capaz de depositar en las rocas de la vegetación acuática entre 100 y 300 huevos, y los «axolotitos bebés» nacen entre 10 y 14 días después, sin ayuda de sus padres, de acuerdo con datos del acuario Shedd en Chicago, Estados Unidos. 

Cuenta con cuatro vías de respiración, ya que su hermosa corona de picos no es solamente para adornar su cabeza, son las branquias para que pueda hacer el intercambio de gases, aunque también puede respirar por la piel, la boca y los pulmones. Lo que lo vuelve fascinante pero también más vulnerable, ya que esas mismas vías pueden ser el fin de su existencia debido a las altas probabilidades que tienen de infectarse por el alto contaminante que entra y morir, sobre todo en sus condiciones de vida acuática.

Su hábitat natural se encuentra en los famosos canales de Xochimilco, cercano al estado de México, por lo que ha causado el declive severo de su población, drenando y contaminando las aguas de dicho complejo, además de la basura que dejan las personas a su visita y paseo en la trajineras, sumando que en México el axolote asado se considera un manjar culinario, entre otras presas; situación que ha llevado a reducir significativamente el número de su especie, considerándolo en peligro de extinción. 

Así que dejamos el secreto de su superpoder milenial para otra ocasión, en la voz de los expertos el próximo 30 de enero y 1 de febrero del año en curso, de 10 a 18 horas, con actividades para niñas, niños, adultos y profesionales, integradas por mesas de trabajo, conferencias, arte, música, cultura y muchas sorpresas más que vivirás desde casa.

Este gran proyecto de preservación del axolote, se llevará a cabo en línea y tus boletos los encuentras en www.museodelaxolote.org.mx y contacto@axolotitlan.mx 

Zaira Montoya/Sociales 3.0