Tremenda polémica inició luego de que se compartieran detalles que harían replantear cómo sucedió el ataque a balazos en el que murieron Valentín Elizalde y su representante, Mario Mendoza.

A casi 14 años del asesinato del «Gallo de Oro», Marysol Castro, esposa del Tano Elizalde, primo de Valentín y único testigo del ataque, dejó entrever que el asesinato pudo ser una traición planeada por su propio marido.

La mujer compartió varios detalles que supuestamente se dieron aquel trágico día: notó muy nervioso a Tano y, además, aseguró que fue él quien planeó aquella fecha en Reynosa.

«Valentín me dijo que no quería ir», recordó Marysol. «Tano siempre echó la culpa a Mario, pero Mario ya no estaba para defenderse».

«Vale siempre se quedaba a dar autógrafos hasta que la última persona se iba, esa noche no. Tano se acostó en la Suburban y nunca se levantó», concluyó.

Ahora que pasa el tiempo, por los hermanos de Vale, me vengo a enterar que fue él (Tano) quien agarró esa fecha.

Presuntamente esa fecha en la que Valentín Elizalde se presentó en Reynosa, ya estaba apartada para un show en la ciudad de Tijuana, Baja California y según, ante la insistencia de Tano Elizalde, decidieron cancelarla y aceptar la presentación en Reynosa, Tamaulipas.

De acuerdo con Marisol Castro, la señora Camila (mamá de «El Gallo de Oro») le contó tiempo después, que su hijo no quería asistir a Reynosa. «Mamá no quiero ir, pero Tano agarró la fecha y pues tengo el compromiso«, dijo supuestamente Valentín Elizalde a su mamá.