¿Cómo ha cambiado la industria musical en los últimos años?, quienes somos «Millenials» recordamos que en nuestra niñez y adolescencia lo habitual era adquirir discos en formato físico, acudir a las tiendas de música, escuchar una «probadita» de los álbumes lanzados, esperar su lanzamiento sin que existieran filtraciones y tener que comprar todo el disco, escucharlo y elegir los temas favoritos.

Era común esperar también las presentaciones en televisión, incluso grabarlas o estar pegado en la radio con un cassete para grabar nuestro tema favorito, rogando que el locutor no hablara.

De pronto llegó «Ares» y era más sencillo descargar temas específicos e incluso grabarlos en CD o MP3 para hacer nuestras playlist, pero sin dejar a un lado el formato físico; después a cambió la forma de consumir música y quedó en segundo plano el disco, sobretodo con la llegada de Spotify y Apple Music, plataformas que resultaron innovadoras y accesibles y que hoy forman parte de nuestras vidas de forma esencial.

Hoy en día que el confinamiento ha provocado que negocios no esenciales quedan cerrados entre ellos aquellos negocios dedicados a la venta de música, y la opción para consumir música sea a través de streaming.

Es por eso que los datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), refleja que durante la pandemia de COVID-19 la recaudación a través de streaming ha ascendido 11 mil millones 400 dólares, lo que representa un aumento de 22.9 por ciento en contraste con el año pasado.

Esto fue tanto que el consumo continuo contrarrestó la caída de 5.3% de las ventas de ejemplares físicos y en el caso de México el incremento fue del 17.1 por ciento en contraste con el año pasado.

Esto queda como la evidencia de que día con día, la industria musical va cambiando y lo que hoy en día es usual mañana puede ser algo completamente diferente.