En entrevista para el programa ‘De primera mano’, Laura Flores señaló que, cuando abrió un negocio en México, tuvo que dejarlo todo debido a amenazas.

La actriz comenta que, en una ocasión, invirtió junto con un amigo veterinario para poner en marcha una veterinaria en el Estado de México.

Flores relata que las instalaciones del lugar habían quedado de maravilla, pues ella y su amigo, habían apostado a ese negocio, sin embargo, todo se vino abajo cuando un grupo delictivo, llamado Los Zetas, les pidieron ‘derecho de piso’.

La guapa actriz mencionó que ‘me dio mucho coraje’ y su respuesta fue un rotundo ‘no’. Ante la negativa de Laura, Los Zetas amenazaron con secuestrar a su hija. ‘Le metimos un dineral y que llegan ‘Los Zetas’ a pedirnos renta y yo que los mando por un tubo, me dio mucho coraje. Comenzaron a amenazarme con secuestrar a mi hija María y ahí es donde yo me fui de México’, reveló Laura.