«Pasan las horas, pasan los días, calienta el sol pero tus manos ya son frías. Entran y salen, solo me miran, con una cara que me cae todo encima. Y no sé qué hacer, siento que yo voy a enloquecer aquí, sin tu amor aquí», canta Sara Sosa en el homenaje a su padre, José José, esto como parte del tema «Prometo», escrito por ella.

Sin opiniones negativas, ninguna (aunque es posible moderar comentarios en YouTube), el mini concierto de la hija menor del Príncipe de la Canción demostró que ésta posee un gran talento, pero poca aceptación: a dos horas de su estreno (no fue un live) contaba con 3 mil 523 vistas, 600 me gusta y 40 no me gusta.

No es lo que se esperaría de un gran lanzamiento que promovió, por ejemplo con sus 132 mil seguidores de Instagram, o en la cuenta de su padre, de 185 mil. O con sus 15 mil 700 seguidores de Twitter, o los 111 mil de la cuenta de José José en la misma red social. De hecho fue muy criticada por promoverse en las redes del fallecido intérprete.

La acompañó en la guitarra eléctrica su esposo, Yimmy Ortiz, y destacó el que se incluyeron en el concierto dos muy famosas canciones de José José, como «El Triste» y «Almohada», pero fueron interpretadas por el Mariachi México Internacional. Ella cantó del Príncipe los temas «Recuerdos» y «He Sido» (que adaptó como «Ha Sido»), ya en la recta final.

«Familia, buenas noches, bienvenido a esta tu casa. Primero que nada, feliz Día del Padre, hoy es un día muy especial para nosotros, pero a la vez algo muy triste. Es el primer Día del Padre si mi papá, José José, y queríamos hacer un pequeño homenaje íntimo hacia él para que podamos todos recordarlo, no solamente a José José el artista, sino a José José el papá y el amigo. Y entonces espero que la estén pasando muy bien, que le estén disfrutando y gracias a Dios estamos aquí y hay que celebrar a Dios Padre también», dijo antes de interpretar «Reckless Love», un tema cristiano.

ABP