Bailar no es nada fácil pues hay que ser constantes, coordinar, repasar los pasos una y otra vez hasta agotar el cuerpo y seguramente terminar bañado en sudor; en más de una ocasión puedes caer, sin embargo también es una nueva oportunidad de reinventar, persistir y marcar la diferencia. Es lo que el maestro Alfredo Ortiz Quiroz, ha dejado a lo largo de su trayectoria en decenas de generaciones que han pertenecido al  Ballet Costumbrista de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). 

Es por ello que la Secretaría de Cultura del estado de Querétaro, le ha otorgado el «Premio Estatal de Cultura 2020», en reconocimiento a su trayectoria dancística de más de 20 años, especialmente como docente del Ballet Costumbrista de la UAQ; en donde ha forjado durante generaciones a grandes bailarines y bailarinas de danza folklórica.

De igual manera hay es importante recordar que el mes pasado se graduó la primera generación de la Licenciatura de Danza Folklórica Mexicana de la UAQ, en la cual hicieron entrega de diplomas a los primero egresados generación 2016-2020, mismos que llevan su nombre, en honor a su carrera, motivación y saberes en la danza. 

Compañeros, amigos, familiares y colegas, le han enviado muestras de afecto con mensajes en  reconocimiento, admiración, respeto y orgullo por haberle abierto camino por el mundo a la danza folklórica mexicana, y continuar con un profundo compromiso por el arte y la cultura de Querétaro.

Dicho estímulo artístico sin duda es un merecido reconocimiento a su gran trayectoria, y  un reflejo de su dedicación, creatividad, saberes dancísticos e ingenio pero sobre todo compromiso y amor por la cultura y folklor de México.  

Zaira Montoya / Sociales 3.0