Entre risas y aplausos, cientos de queretanos disfrutaron del especial de comedia «Recalculando», del actor Odin Dupeyron. Fueron más de 90 minutos en los que habló de temas trágicos de la vida cotidiana, pero de una manera divertida, filosofando sobre el porqué la vida no tiene sentido.

Sin importar clase social, edad ni el frío, el público estuvo puntual a las 20:30 horas, listos en sus butacas del auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, esperando con emoción a que diera comienzo el show «antiestrés», pues dicen que están decididos a comenzar el 2020 con toda la pila positiva, siguiendo los métodos de Odin.

Dupeyron confesó que desde que era un niño su mente todo el tiempo ha estado a mil por hora, siempre pensando en cosas nuevas por descubrir, como mejorar, ninguna respuesta le parece suficiente, siempre se ha cuestionado todo, aunque algunas veces las respuestas han sido dolorosas.

Aseguró que es mejor creer en la realidad que creer falsas esperanzas o imaginar una vida llena de fantasía. 

“Me considero embajador de la realidad, no soy creyente, no soy espiritual ni místico”.

Dupeyron aseguró durante su espectáculo que la sociedad durante siglos ha cometido errores y ha tomado desiciones equivocadas, por aferrarse a falsas creencias, por empeñarse a cumplir metas del pasado y no adaptarse a la realidad del presente. 

“A veces ganas y a veces pierdes, no aprendemos (…) perdemos pero aprendemos a sobrevivir (…) La gente ha hecho muchas mamadas por creencias pendejas”.

Dupeyron también compartió anécdotas de su vida, situándolas como un ejemplo de superación personal, pues asegura que muchas veces en la vida corremos con la suerte de encontrar «maestros», que nos ayudan a iluminar nuestras vidas.

Así ha sido mi vida y por ende de esto se trata mi trabajo, no de dar respuestas, si no de dar al espectador, en un intento ambicioso, todas las preguntas posibles para llevarse a casa”, afirmó.

Zaira Montoya/ADN Informativo