Rosa María, presidenta del Congreso Internacional Wine and Health menciona que según estudios el consumo moderado de vino ayuda a mejorar el metabolismo de la glucosa y aumenta el colesterol bueno en las personas con diabetes.

Que ya el vino contiene polifenoles los cuales son beneficiosos por su relación con la diabetes que ayuda a la absorción de la glucosa, lo que se recomienda como moderado es dos copas diarias para hombre y solo una para mujeres, esto preferentemente durante la degustación de los alimentos y en especial en las cenas.