Desde hace un tiempo el arte urbano ha ido recuperando los espacios públicos grises y olvidados, para darles un nuevo sentido lleno de color, haciendo que de aquel rincón un hermoso lugar, sin embargo, este tipo de expresión artística no solamente cumple su función decorativa, también sirve como una gran  herramienta que ayuda a fortalecer los lazos entre la gente, ya que incluye mensajes que ayudan a reflexionar sobre problemáticas de interés social, interés y motivación primordial en la carrera artística del pintor Oswaldo García Cedeño.

«Me inspira la identidad, siempre estoy en busca de la identidad de saber quién soy, de dónde vengo de sentirme orgulloso, siempre estoy buscándome a mí mismo y lo hago mediante la pintura, estoy enfocado también en la flora y en la fauna, y en lo que les afecta en lo que afecta mi entorno, mi contexto y es como termino haciendo cosas muy nacionales y me gusta recordar mis orígenes, donde vivo, donde estoy; de cierta manera sirve como un registro para que sobreviva a la historia”

García Cedeño, es egresado de la Licenciatura de Artes Visuales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en diciembre del 2013 formó parte en la galería Morlet, de una subasta pictórica para celebrar el aniversario del arte universitario por la UAQ; en el 2016 fue seleccionado en el Bienal Nacional de Pintura Julio Castillo, la cual tuvo lugar en la Galería Libertad; en ese mismo año tuvo su primer exposición individual «Paisaje imaginario», en la Galería Impulso Querétaro; recientemente en el año 2019 fue seleccionado en la segunda edición de la Bienal Nacional de Saltillo Coahuila.

Oswaldo, es un hombre sencillo pero soñador, tranquilo, pero con ganas de vivir en un mundo más justo, creativo, lleno de energía y mil proyectos por cumplir llenando el mundo de colores. 

Antes de que comenzará el aislamiento social a causa de la pandemia por COVID-19, el joven pintor impartía clases de pintura en un asilo para adultos mayores, donde asegura que vivió grandes momentos.

“Ellos ya no escuchan bien, tampoco ven bien, sobre todo lo que ellos necesitan es tiempo de calidad y eso es lo que yo hacía, pasarla bien, disfrutar, platicar, acompañarnos».

También podíamos encontrar sus obras en distintas galerías del centro de Querétaro y San Miguel de Allende, sin embargo, por el momento dadas las circunstancias, tanto el proyecto del asilo como la venta de sus pinturas en las galerías han quedado paradas hasta nuevo aviso.

Pero esa no ha sido una razón para detener su trabajo y menos la inspiración. 

«Entonces se me ocurrió subastar mi obra en línea, por la situación de COVID que estamos pasando y se ocurrió hacer varios proyectos”, aseguró.

En esta semana lo voy a concretar, porque se me ocurrió que una manera de apoyar a la banda que está emprendiendo durante la pandemia es hacerles un mural al mes gratuito, entonces ahora los voy a invitar a que me cuenten su historia de cómo fue que emprendieron su negocio y las historias que más me gusten; yo voy a ir a hacerles el mural totalmente gratuito con material incluido”.

«Otro proyecto que voy a empezar en los siguientes quince días es el taller que hago anualmente para la banda, entonces voy a lanzar una convocatoria por Facebook, para un evento de la banda de Cerrito Colorado, del mercado, y los apoyo cada año con un mural de Día de Muertos, entonces voy a seleccionar a tres chavos que quieran recibir el taller y en el mismo proceso lo hacemos con material incluido”.

Pero eso no es todo, ya que este 19 de octubre comienzan sus clases de pintura en la calle Hidalgo en el centro de Querétaro, en un conocido  estudio de tatuajes y galería de arte “Callejón Vintage»; será dirigido a adultos con conocimientos pictóricos previos, en donde mejorarán su técnica en acrílico, óleo, pastel, aerografía, pero sobre todo aprenderán qué es un taller, cómo se prepara un bastidor, cómo se empieza una pintura y mucho más, con una duración de 5 meses aproximadamente y cupo limitado. Tendrá un costo de 200 pesos de inscripción y 800 la mensualidad.

«También como este encierro te hace pensar muchas cosas, y últimamente han pasado muchas cosas, el país se ha politizado mucho entonces también me dio por hacer caricaturas políticas, cartones, los famosos cartones y pues me tome como meta hacer un cartón al mes un cartón nacional y uno local”, aseveró.

Zaira Montoya/Sociales 3.0