Luis Jorge Boone será uno de los participantes estelares en el Hay Festival en su edición 2021 que se realizará en Querétaro, mismo que participará en un conservatorio, con Élmer Mendoza donde pretenderá dar una radiografía plena de la violencia a causa del crimen organizado.


“Lo que quería es hablar de lo que queda en la línea de sombra en las narrativas, sobre los grupos criminales, y la violencia que vive el país, siempre se les da los reflectores a personajes endiosados de una manera automática, como de forma irresponsable y de forma deslumbrada, pero no se le da el reflector, el centro de la narración a la víctima o sobreviviente, y lo que quise hacer en la obra fue darle el reflector a los que morían o sobrevivían al arrobamiento de un pueblo ficticio en el centro de Coahuila”, afirmó.


Sobre platicar con Mendoza afirma su admiración por mostrar la realidad de forma confrontadora, y es por eso que buscará tener el propósito de dar voz a aquellos que han sido afectados por el narcotráfico.


“Siempre una historia se nos impone por varias razones, nunca es una sola, y lo que en específico pasó en Allende, me conmovió y me llevó a escribirlo fue por ver la indefensión de los adultos, de una sociedad, y de estar a merced de poderes que los rebasan, y me parecía que tanto dolor y sufrimiento, no era justo que se olvidaran y quería que volvieran a tener un lugar en la memoria y en la información, y la información que recibimos en los medios e informes presidenciales, que habla de los muertos, y comparan con los contrincantes, y la frialdad de la estadística, deshumaniza los hechos y tiende a volverse un resumen despiadado”, dijo.


Además afirma que ninguna sociedad en su historia está libre de violencia “Ninguna sociedad contemporánea está libre de violencia, y no puede mirarnos a los latinoamericanos desde su casita de retiro y decir -que mala onda que pase esto- pero un país tan civilizado como Canadá tuvo sus purgas y atentados contra los habitantes originarios y contra los indios canadienses, y una sociedad tan tranquila, puede afirmar que la violencia está ahí y se debe de contar para que no vuelva a ocurrir”. Aseveró.


Y sobre su participación indicó que anteriormente había participado en él Hay Festival con Carlos Velázquez a quien estima muchísimo, y en esta ocasión no pudo decir que no, aunque fuera a distancia.

“Es un lugar de encuentros para los escritores y quienes escuchan pueden ser parte de esta charla y sentir que están ahí, en este circuito del lector o comentador y me encantan las posibilidades de lo remoto y de lo que se puede hacer a larga distancia”. afirmó.


“El uso era muy incipiente y hoy en día ya no podemos no hacerle caso al potencial de la cercanía, y hacíamos presentaciones muy locales y el streaming se nos iba, ahora en una lectura de poemas o presentación puede haber cuatro o cinco veces, el público que había antes.


Por último le hizo una invitación al público a vivir la experiencia del festival “creo que todos podemos ir, para escuchar las anécdotas del oficio por la magia de la tecnología que nos une, y que nos hace extrañarnos, pero contentarnos por saber que estamos lejos, pero del otro lado de la pantalla”, finalizó.

Ángel Rodríguez/Sociales 3.0