La industria de espectáculos en Querétaro comienza a ser redituable, luego de que por un año ocho meses los conciertos quedaron cancelados a causa de la pandemia. Fue en marzo de 2020 cuando una serie de espectáculos se cancelaron en la ciudad, cuando arrancó a nivel nacional la Jornada Nacional de Sana Distancia.

De inmediato comenzaron las cancelaciones de conciertos, algunos los agendaron a finales de 2020 pero sufrieron el mismo destino y fue apenas hace un par de semanas que en recintos como el Auditorio Josefa abrieron sus puertas de nuevo.

Matisse fue el primer concierto realizado y tuvo un aforo permitido del 75 por ciento, que en números reales significaría 3 mil 750 personas, de las cuales ingresaron poco más de 3 mil, lo cual ya fue rentable para costear la producción, el pago de artistas y la ganancia adicional para el empresario contratante, además de gastos necesarios.

Teniendo en cuenta que en presentaciones anteriores, este grupo ha logrado ingresar la misma cantidad de personas, por no ser uno de los shows que registran “Sold out” en sus presentaciones.

El segundo show de pop fue el de Maria José, quien regresó el fin de semana pasado a la Plaza de Toros Santa Maria; en ese caso se tuvo un aforo del 75 por ciento que representaba 7 mil 500 personas como máximo, debido a que la capacidad del recinto es de 10 mil personas. En el caso de ella, el aforo fue del 90 por ciento que representa más de 6 mil 500 localidades vendidas; una vez más se logró obtener el pago del artista, producción y gastos.

En todos los casos hay que añadir patrocinios de marcas, las cuales pagan por aparecer en el evento, a cambio de cortesías y dinero en efectivo, las cuales se hacen presentes en cada evento.

Estos dos eventos brindan certeza al sector, pues los anuncios de conciertos próximos hacen que Querétaro sea un escenario viable, y es por eso que shows como el de Ricky Martin, ya se encuentran programados para presentarse en la ciudad.

Los que llegan tarde son los de formato de palcos, los cuales ya habían sido implementados en Monterrey y CDMX, como alternativa durante el semáforo amarillo e incluso durante la fase aguda del segundo brote de COVID-19 a mediados de 2021. Y donde la capacidad es más limitada debido a la distancia que se tiene entre localidad y localidad. De estos shows, lo que se viene es Intocable y Matute, los cuales “Estrenarán” el Antiguo Aeropuerto como foro de shows en una nueva normalidad.

Ángel Rodríguez / Sociales 3.0