Ciudad de México, 27 de diciembre de 2021.- La batalla judicial de Meghan Markle contra la empresa Associated Newspaper, editora de The Daily Mail, ha llegado a su fin. Tras tres años de lucha contra los tabloides, la duquesa de Sussex no solo se ha alzado con la victoria, sino que ha obtenido una disculpa por parte de los que motivaron su demanda por filtrar extractos de una carta personal de cinco páginas que Markle escribió a su padre poco después de su boda con el príncipe Enrique en mayo de 2018.

«La duquesa de Sussex ganó su caso legal por infracción de derechos de autor contra Associated Newspapers por artículos publicados en The Mail on Sunday y en Mail Online», relató el diario en su portada del domingo 26 de diciembre.

«Tras una audiencia el 19 y 20 de enero de 2021, y otra el 5 de mayo de 2021, el Tribunal dictó sentencia en favor de la duquesa de Sussex sobre su reclamo por infracción de derechos de autor. El Tribunal ha determinado que Associated Newspapers infringió sus derechos de autor al publicar extractos de su carta escrita a mano a su padre. Se han acordado soluciones financieras», indicó el medio en la nota de disculpa que fue publicada, donde indicaron que habían infringido los derechos de autor.

Markle demandó a Associated Newspapers por cinco artículos en los que se reproducen partes de una carta «personal y privada» a Thomas Markle. Ganó su caso a principios de este año, cuando el juez del tribunal superior afirmó que la publicación de dichos artículos quebrantó la intimidad de la duquesa.

Associated Newspapers alegó que el caso debería haber ido a juicio, una apelación que fue desestimada a principios de diciembre por los jueces del tribunal de apelación Sir Geoffrey Vos, Dame Victoria Sharp y Lord Justice Bean. Tomaron la decisión de que la duquesa tenía una «expectativa razonable de privacidad» con respecto al contenido de la carta.

«Esos contenidos eran personales, privados y no asuntos de interés público legítimo», aseguró Geoffrey Vos.

En el contenido de las cartas que desataron la polémica, la duquesa de Sussex pedía a su padre que dejara de aprovecharse de su situación como miembro de la familia real británica tras descubrirse que había colaborado con una agencia de paparazi para hacerse fotos de sí mismo en su hogar de México, y posteriormente permitir que The Daily Mail publicara información personal de la familia: «Si me quieres, como le dices a la prensa, por favor, detente. Por favor, permítenos vivir nuestras vidas en paz. Deja de mentir, deja de crear tanto dolor, deja de explotar mi relación con mi esposo», señalaba el texto escrito por Markle.

Fue ella, por tanto, la primera en celebrar públicamente la decisión final a través de un breve comunicado: «En los casi tres años desde que empezó todo esto, he sido paciente ante los engaños, la intimidación y los ataques calculados», declaró hace varias semanas. «Mañana el afectado podrías ser tú. Estas prácticas tan dañinas no son algo que ocurra excepcionalmente. Son constantes errores que nos dividen, y todos merecemos algo mejor que esto», añadió.

Associated Newspapers contestó en ese momento, diciendo que la empresa estaba «muy decepcionada» por el fallo, aunque no ha podido cambiar su destino. Los costes de los daños infligidos a la duquesa se habían estimado en 1,5 millones de libras antes de la apelación (aproximadamente 1,78 millones de euros), pero esa cifra ha aumentado con la apelación, según ha informado el diario británico The Guardian.

Con información de Reforma.