El empresario Víctor Manuel Álvarez Puga y su esposa, la conductora de televisión Inés Gómez Mont, podrían alcanzar una pena de hasta 62 años y seis meses de prisión en caso de ser hallados culpables de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero por un presunto desvío de recursos de la Secretaría de Gobernación (Segob) durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Al solicitar las órdenes de aprehensión en contra de ambos, así como de una decena de presuntos cómplices más, la Fiscalía General de la República (FGR) detalló que Álvarez Puga y Gómez Mont, entre otros, están acusados del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en la modalidad de recibir recursos, cuando tienen conocimiento de que proceden de una actividad ilícita.

De acuerdo con el artículo 400 bis del Código Penal Federal, este ilícito tiene una pena que va de los cinco a los 15 años de prisión; sin embargo, el Ministerio Público de la Federación atribuye este delito como continuado, es decir, que se cometió de manera sucesiva.

Por lo anterior, a consideración de la FGR, también se actualiza la pena, según lo previsto en el último párrafo del artículo 64 del Código Penal Federal, el cual aumenta la sanción hasta en una mitad, por lo que los años en prisión para Álvarez Puga y Gómez Mont, irían de entre 7.5 y 22.5.

Además, se les atribuye el delito de delincuencia organizada, sancionado en el artículo 4 fracción I, inciso a) en hipótesis de quien tenga funciones de administración, dirección o supervisión respecto a la delincuencia organizada con pena privativa de libertad de 20 a 40 años.

En el caso del ilícito de delincuencia organizada, éste amerita prisión preventiva oficiosa como medida cautelar.

*Con información de Milenio