Guillermina Jiménez Chabolla es conocida como «La reina de la canción mexicana», «la sentimental», «la voz que acaricia» o simplemente Flor Silvestre. Con su belleza, gracias, carisma y talento artístico, conquistó el corazón de Antonio Aguilar y juntos, llegaron a formar una de las dinastías más queridas y respetadas en México: ¡la Dinastía Aguilar!

Flor Silvestre participó en más de setenta películas, por lo general como protagonistas de estas y en algunas ocasiones como actriz secundaria o artista invitada. Su carrera cinematográfica abarcó varios géneros, entre ellos la comedia ranchera, el drama rural, el western mexicano, el cine de terror, la comedia urbana y el drama revolucionario. Es considerada una de las grandes actrices de la llama época de oro del cine mexicano.

View this post on Instagram

Que tengan una hermosa noche

A post shared by Antonio Aguilar Flor Silvestre (@antonio_aguilar_y_flor_club_) on