Un trabajador del Palacio de Buckingham dio positivo a la prueba de coronavirus. Según The Sun, la Reina Isabel aun estaba en la residencia de Londres cuando presentaba síntomas.

La monarca, de 93 años, se traslado al Castillo de Windsor el pasado 12 de marzo después de que el empleado, cuya identidad no ha sido revelada, se contagiara y diera positivo.

Desde entonces, todos los miembros del personal de la Casa Real con los que el infectado tuvo contacto se han aislado, detalla el periódico.

Aseguran que el empleado ya se está recuperando y se desconoce que tenga cerca estuvo de la Reina Isabel II.