Ciudad de México, 14 de noviembre de 2021.- ​​La casa de Elena Poniatowska en Chimalistac fue asaltada este domingo, mientras la escritora y periodista se encontraba fuera comiendo en familia.

Esto ocurrió entre las 14:30 y las 17:00 horas, mientras la Premio Cervantes de 89 años se encontraba en el Restaurante Club Centro Libanés, en la Colonia Florida, acompañada de sus tres hijos y dos de sus nietos, celebrando el Doctorado Honoris Causa que recibió viernes por parte del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

«Regresamos a la casa y sí se habían metido. La recámara de mi mamá, el clóset y parte del estudio de atrás estaban hechos un relajo», contó a Grupo REFORMA Felipe Haro Poniatowski, hijo de la escritora, en entrevista telefónica.

«Elena está perfectamente bien, no está ni angustiada ni nada. Y parece que se robaron muy poquitas cosas, una computadora y unas cosas que tenía desde hace años», continuó. «Sabemos que se robaron un par de anillos de ella, pero nada muy importante. No es una persona que tenga joyas ni nada de eso».

De acuerdo con Haro Poniatowski, presidente de la Fundación Elena Poniatowska, la computadora sustraída es una laptop que la autora de «La noche de Tlatelolco» y «Lilus Kikus» utiliza ocasionalmente, por lo que descartan la pérdida de materiales inéditos.

«Nosotros guardamos todo en discos duros externos, y su computadora donde ella trabaja está perfecta, no se la llevaron. (Entonces), no se llevaron nada importante, ningún inédito ni nada de eso.

«Ella no tiene caja fuerte, no es una persona que tenga dólares ahí en su casa, nada de eso. Pero lo que es muy, muy importante es que no le pasó nada a nadie. Las cosas materiales vienen y van», subrayó el hijo de la escritora.

Tras percatarse de la situación, relata, llamaron a la Policía, que arribó en cuestión de minutos al domicilio, del que no se forzó la cerradura ni se rompieron vidrios.

Aunque aún no han hecho un recuento exhaustivo para saber qué más pudieron haber sustraído de la casa, Haro Poniatowski levantó una denuncia por allanamiento y robo, y descarta que a partir de esta situación vayan a instalar un sistema de circuito cerrado en el hogar de la autora.

«Mi mamá es una persona que cree en el País, que cree en cada uno de nosotros, y no creo que vayamos a instalar cámaras. Yo sí sugiero, como su hijo, que cambiemos la cerradura.

«Ahorita la Secretaría de Seguridad Pública puso una patrulla enfrente», compartió. «Todo ser humano, cuando entran a tu casa, te sientes un poco agredido; (mi mamá) sí se sintió agredida, como cualquier ser humano. Pero la Secretaría de Seguridad Pública puso una patrulla ahí. No va a ser permanente, Elena nunca ha tenido seguridad».

Con información de Reforma.