Vivir Quintana, creadora de ‘Canción sin miedo’, tuvo un caso cercano de feminicidio

0
1078

Vivir Quintana, cantautora y activista, es la creadora del himno feminista que en los últimos dos años ha estremecido el corazón de quienes luchan contra la violencia hacia las mujeres. Es la creadora de ‘Canción sin miedo’, tema musical que se volvió el estandarte feminista mexicano para pedir un alto a la violencia feminicida.

Vivir Quintana contó cómo surgió este tema y la manera en la que un caso cercano de feminicidio la tocó a tal punto de crear este parteaguas para la música de protesta en México. 

Quien la impulsó a sacar ‘Canción sin Miedo’ fue Mon Laferte, a quien llama su ‘madrina’, pues gracias a ella el talento de Vivir Quintana explotó en el Zócalo de la Ciudad de México un 7 de marzo–un día antes de la conmemoración al Día Internacional de la Mujer– del 2020. Justo antes de que iniciara la pandemia por covid. 

Pero, antes de que llegara este momento ¿cómo se conocieron? Entre ambas hubo un acercamiento importante, luego de que las presentaran y trabajaran juntas: el activismo que realizaban con mujeres privadas de su libertad, una en México y la otra en Chile.

Fue así que un día, Mon Laferte le pidió a la cantautora Vivir Quintana un tema de feminicidio. Sin embargo, no tenía alguno, así que lo escribió en un lapso de 9 a 10 horas.

“Nació por el encuentro que tuve con Mon Laferte, esta cantautora chilena que quiero mucho y que ahora tengo la fortuna de llamar amiga y maestra. Yo le digo que es mi madrina porque ella escuchó mi trabajo mucho antes de que fuera ‘Canción Sin Miedo’. Yo estaba trabajando canciones con compañeras que están privadas de que libertad física, pero con las características que se defendieron de su agresor. 

Entonces un día nos encontramos, nos presentaron, porque ella hizo un trabajo muy bonito de sororidad que fue invitar a muchas mujeres a compartir con ella escenario en el 2020, en Palacio de los Deportes, entonces ahí no conocimos. Ahí me preguntó que qué hacía yo y le dije que hacía música regional y que estaba trabajando corridos. Me dijo que ella también hacía trabajo con mujeres que fueron privadas de su libertad física, pero en Chile. Entonces eso nos acercó muchísimo.

Un día me dijo, ‘deberíamos tal vez un día colaborar o hacer algo para las compañeras’ y yo le dije ‘pues claro, sí’. Y así fue. Como a las dos semanas, más o menos, me habló por teléfono y me dijo ‘oye, fíjate que me invitaron a cantar en el Zócalo de la Ciudad de México y me gustaría mucho hacer una canción que hable sobre el feminicidio’. Me preguntó que si yo no tenía una y le dije que no, porque yo había hecho canciones que hablaban de las mujeres, de la sororidad, había hecho corridos en primera persona con compañeras reales que están o estuvieron en situación de cárcel. Le dije ‘pues no, pero la puedo hacer’. Yo lo vi como una oportunidad grande”, reveló.

El tema que escribió en tan poco tiempo fue inspirado en las víctimas de feminicidio, pero la emoción surgió también por el caso de una de sus amigas que fue asesinada por razones de género.

Hablar de la máxima expresión de la violencia contra las mujeres era algo que quería contar desde hace tiempo, pero que aún le dolía por lo que le pasó a su amiga.

“Además, yo quería hablar de ese tema desde hace mucho, pero me lastimaba mucho hablar del tema porque ya había pasado por una situación con una de mis amigas, de feminicidio. Entonces no había querido tocar el tema. Hice la canción entre un lapso de casi 10 horas, 9 horas, porque pues Mon la necesitaba –pronto–“, compartió.

Aunque en el himno feminista se escuchan los nombres de varias mujeres, no se encuentra el de su amiga, pues por respeto a su familia decidió no colocarlo. Sin embargo, la ausencia de ella fue inspiración para este tema. Incluso, Vivir Quintana asegura que cada que lo interpreta es inevitable no recordarla: 

“Cuando pasó la familia estaba muy dolida, estaba muy triste. Nosotros también como sus compañeras y sus compañeros. Nosotros quisimos hacer varios homenajes de ella, estábamos estudiando en la Normal, tuvimos un acercamiento con la familia y nos dijeron que no, que era un tema que no querían tocar.

Entonces yo no quería abrir esa herida entre sus familiares. Por eso no la puse ahí –en la canción–. Sin embargo, no hay día que no la cante y no me acuerde de ella. Me hubiera gustado poner su nombre, pero no quería entrar en conflicto con su familia. Yo apelo mucho a eso, a respetar… Entonces mucha de la emoción -para crear ‘Canción sin miedo- nació de ahí, nació  de cómo me sentía con eso”, admitió.

Vivir Quintana jamás imaginó todo lo que revolucionaría con ‘Canción sin miedo’. Y es que en este himno también se visibiliza la lucha de las mujeres en todo el país y no sólo en la Ciudad de México –lugar en donde se enfocan más las miradas sobre la lucha feminista–.

“Quise hacer un trabajo en donde se reflejara la rabia de las mujeres que han sido víctimas de feminicidios, pero también quería descentralizar el movimiento, porque en la Ciudad de México es donde está más fuerte el feminismo y pues era hacer un homenaje a todas las mujeres que luchan en México, porque hay mujeres que luchan en todo el país”. 

Redacción Sociales 3.0